de-padres.com
Guía práctica para padres
 
E-mail:
Contrasena:
Mantener la sesión iniciada
Síguenos en:  Siguenos en Facebook
Autor de este artículo:

Luis Bretel Bibus

Consultor/Educador
Contactar a Luis Bretel Bibus

Mapas mentales: eficaz herramienta de aprendizaje

Publicado el 07/05/2012. Visto 2265 veces.
Los Mapas Mentales son una herramienta intelectual patentada por Tony Buzan. En este artículo te presentamos el qué son, para qué sirven, cómo se hacen y cuál es su valor.

"Basta con echar un vistazo a las bibliotecas de las escuelas, universidades,
ciudades y pueblos que hay por el mundo.
¿Qué es lo que hace la mitad de la gente que se encuentra en ellas?
Pues, ¡duerme!
¡Nuestros templos de aprendizaje se están convirtiendo en gigantescos dormitorios públicos!"

Para Tony Buzán, inventor de los Mapas Mentales y presidente de la Brain Foundation, el sueño es una reacción normal cuando al estudiar usamos menos de la mitad de la capacidad de nuestra corteza cerebral y no permitimos que las habilidades de ambos hemisferios interactúen. Buzan considera que los sistemas actuales de preparar/tomar notas tienen cinco grandes desventajas:

  1. Oscurecen las palabras clave: ya que en las notas estándares, éstas aparecen en páginas diferentes y en medio de una masa de otras palabras sin importancia.
  2. Dificultan el recuerdo: Las notas monótonas (de un solo color) son visualmente aburridas y, en tanto que tales, movilizan el rechazo y el olvido. Además, es frecuente que adopten la forma de interminables listas que parecen todas iguales.
  3. Hacen perder el tiempo porque estimulan la toma y relectura de notas innecesarias.
  4. No llegan a ser un estímulo creativo para el cerebro.
  5. La veracidad de las palabras de la sabiduría popular «una imagen vale más que mil palabras» se asienta en que las imágenes estimulan una amplísima variedad de habilidades corticales: colores, formas, líneas, dimensiones, texturas y ritmos visuales, especialmente la imaginación, término proveniente de la palabra latina imaginari, cuyo significado literal es «representarse mentalmente». Las imágenes, que son más evocativas, precisas y directas que las palabras cuando se trata de realizar una amplia gama de asociaciones, fortalecen el pensamiento creativo y la memoria.

El cerebro humano, en una tarea de aprendizaje, funcionaría con más eficiencia si a sus diversas habilidades intelectuales se les permitiera trabajar en una relación recíproca, más que a partir de un estado de división.

Los mapas mentales despiertan nuestra excepcional capacidad de visualización. Y, allí donde el cerebro cultiva su poder de crear imágenes, para visualizar las ideas, también está cultivando su capacidad de pensar y de percepción, así como la memoria y la creatividad.
En su artículo «Learning 10.000 pictures" aparecido en el Quarterly Journal of Experimental Psychology - 1973, Lionel Standing señalaba que «la capacidad de la memoria para reconocer imágenes es casi ilimitada».  Por otra parte, en 1970, Ralph Haber en la revista Scientific American publicó los resultados de un experimento dirigido a probar la capacidad de evocación de imágenes del cerebro humano, siendo una de sus conclusiones: «Estos experimentos con estímulos visuales apuntan a que EL RECONOCIMIENTO DE IMÁGENES ES ESENCIALMENTE PERFECTO. Los resultados habrían sido probablemente los mismos si en vez de 2.500 imágenes hubiéramos usado 25.000».

Los mapas mentales movilizan toda una gama de habilidades corticales, incluyendo palabra, imagen, número, lógica, ritmo, color y percepción espacial, en una técnica única y especialmente poderosa.

Los mapas mentales son una herramienta poderosa para el pensamiento porque permiten esbozar las ideas principales y ver con rapidez y claridad la forma en que se relacionan entre sí. Proporcionan una etapa intermedia, especialmente útil, entre el proceso de pensar y el hecho concreto de poner las palabras por escrito.

Haciendo uso de los mapas mentales para estudiar, inclusive personas que se consideraban supuestos «fracasos escolares» se convirtieron muy pronto en buenos estudiantes. Una persona, la primera vez que usó los mapas mentales decía: «Es como si toda mi vida hubiera conducido con el parabrisas sucio y de repente el mapa mental me lo hubiera despejado».

Los mapas mentales tienen, según su creador, cuatro características esenciales:

a) El asunto motivo de atención se cristaliza en una imagen central.
b) Los principales temas del asunto irradian de la imagen central de forma ramificada.
c) Las ramas comprenden una imagen o una palabra clave impresa sobre una línea asociada. Los puntos de menor importancia también están representados como ramas adheridas a las ramas de nivel superior.
d) Las ramas forman una estructura nodal conectada.

Para darse cuenta del verdadero poder del mapa mental hay que tomar como centro una imagen en vez de una palabra y usar, siempre que sea apropiado, imágenes en vez de palabras. La combinación de estas dos habilidades corticales (palabras e imágenes), multiplica el poder intelectual del cerebro, especialmente cuando uno crea sus propias imágenes.

El crear imágenes en el mapa mental permite organizar muchos bits [unidades mínimas de información] de datos de forma más fácilmente evocable. Esta manera de reunir datos, conocida en inglés como chunking, es una forma mnemotecnia muy reconocida. De acuerdo con los psicólogos, nuestra memoria inmediata no es capaz de almacenar, como promedio, más que unos siete ítems de información. La técnica del chunking ayuda a usar con más eficiencia este espacio de almacenamiento.

MAPAS MENTALES EN LA TOMA DE NOTAS

Tomar notas es recibir las ideas de otras personas a partir de su discurso oral (clases, charlas, conferencias) o escrito (libros y artículos), y organizarlas de forma que reflejen el pensamiento original del autor o que nos permita reorganizarlo de manera que se adecue a nuestras propias necesidades. El mapa mental, además de ser un recurso mnemotécnico particularmente eficaz, como técnica para tomar notas, no presenta ninguna de las desventajas de la anotación lineal convencional. Además de ayudar a recordar y a analizar la información, actúan a modo de trampolín para el pensamiento creativo, en tanto que los mapas mentales combinan las notas tomadas del medio externo (conferencias, libros, periódicos y otros medios de comunicación) con las notas hechas a partir del medio interno (toma de decisiones, análisis y pensamiento creativo).

Tony Buzan señala que los mapas mentales tienen las siguientes ventajas sobre el sistema lineal de preparar/tomar notas:

  1. Se ahorra tiempo al anotar solamente las palabras que interesan: entre un 50 y un 95 por ciento.
  2. Se ahorra tiempo al no leer más que palabras que vienen al caso: más del 90 por ciento del total.
  3. Se ahorra tiempo (más del 90 por ciento del total) al revisar las notas del mapa mental.
  4. Se ahorra tiempo al no tener que buscar las palabras clave entre una serie innecesaria: más de un 90 por ciento del total.
  5. Aumenta la concentración en los problemas reales.
  6. Las palabras clave esenciales se hacen más fáciles de discernir.
  7. Las palabras clave esenciales se yuxtaponen en el tiempo y en el espacio, con lo que mejoran la creatividad y el recuerdo.
  8. Se establecen asociaciones claras y apropiadas entre las palabras clave.
  9. Al cerebro se le hace más fácil aceptar y recordar los mapas mentales, visualmente estimulantes, multi coloreados y multi dimensionales, que las notas lineales, tan monótonas como aburridas.
  10. En cartografía mental, se está constantemente haciendo nuevos descubrimientos y nuevas maneras de ver y entender. Esto constituye un estímulo para el flujo continuo (y potencialmente interminable) del pensamiento.
  11. El mapa mental funciona en armonía con el deseo de totalidad, natural y propio del cerebro, lo que renueva nuestro normal deseo de aprender.
  12. Al utilizar constantemente todas sus habilidades corticales, el cerebro está cada vez más alertado y receptivo, y confía más en sus capacidades.
  13. Se liberan nuestros poderes de asociación mental para favorecer el proceso de evocación.
  14. La rapidez con que se pueden alcanzar los objetivos del aprendizaje es mucho mayor.
  15. Las notas tomadas para los mapas mentales se pueden transformar fácil y rápidamente en ensayos, presentaciones y otras formas de creación o de comunicación.
  16. Se incrementa cada vez más la claridad del pensamiento analítico.
  17. Aumenta el placer de acumular conocimiento.
  18. Se crea un registro permanente y fácilmente accesible de todas las experiencias importantes de aprendizaje.

MAPAS MENTALES EN LA PRODUCCIÓN DE CONOCIMIENTOS

Además de ser útiles para tomar notas, los mapas mentales también permiten desarrollar el pensamiento creativo y productivo. Para lograrlo, Buzan propone seguir las siguientes etapas:

  1. Mapa mental de producción explosiva de ideas

Comienza por dibujar una imagen central estimulante. La imagen debe estar ubicada en el centro de una gran página en blanco y de ella deben irradiar todas las ideas que se te ocurran al pensar en ese tema.
Durante un máximo de veinte minutos debes dejar que las ideas fluyan con la mayor rapidez posible. Trabajar con rapidez libera al cerebro de sus modelos de pensamiento habituales y estimula la aparición de ideas nuevas que con frecuencia pueden parecer absurdas. Estas ideas aparentemente absurdas hay que respetarlas.

  1. La primera reconstrucción y revisión

Haz una breve pausa para que el cerebro descanse y empiece a integrar las ideas que ya ha generado. Después será necesario que hagas un Mapa Mental nuevo, en el cual identificarás las ramas principales de las Ideas Ordenadoras Básicas (IOB), combinando, categorizando, estableciendo jerarquías, descubriendo asociaciones nuevas y volviendo a considerar cualquier idea que inicialmente haya podido parecerte «estúpida» o «absurda».

Cuando, por otra parte, se emplean los mapas mentales en el proceso de preparación de una presentación o de redacción de un ensayo o un artículo, se obtienen los siguientes beneficios:

a. Eliminar el estrés y el sufrimiento causados por la desorganización, el miedo al fracaso y el bloqueo del escritor.

b. Dejar libres los «eslabones mentales» asociativos para asimilar información e ideas nuevas, con lo que estimulan la creatividad y la originalidad.

c. Reducir considerablemente el tiempo necesario para preparar, estructurar y completar tanto la tarea de presentación como la de escritura.

d. Poner en las propias manos el control continuo del proceso analítico y creativo.

e. Conseguir una presentación o un ensayo, proyecto o informe más centrado, organizado e integrado.

MAPAS MENTALES GRUPALES

El elaborar mapas mentales en grupo, como recurso creativo y productivo, permite también obtener resultados significativos. La lluvia de ideas efectuada en grupo permite que el mapa mental se convierta en el reflejo externo del consenso y, subsiguientemente, en un registro o memoria grupal. A lo largo del proceso de elaborar grupalmente un mapa mental el cerebro de cada individuo combina sus energías para crear un «cerebro de grupo» aparte. Al mismo tiempo, el mapa mental refleja la evolución de este «yo múltiple» y graba la conversación en su interior. Generalmente suele ser imposible distinguir el mapa mental de grupo del que ha sido creado por un solo gran pensador.

Las siguientes son las siete etapas principales del proceso de elaboración de mapas mentales grupales:

  1. La definición del tema. El punto que se va a tratar está clara y concisamente definido, los objetivos fijados, y a los miembros del grupo se les da toda la información que pueda tener importancia para sus deliberaciones.
  2. La lluvia de ideas individual: Cada miembro del grupo, de forma individual, debe dedicar al menos una hora a dibujar un mapa mental basado en la producción explosiva de ideas, y otro de reconstrucción y revisión donde se vean las ramas principales o ideas ordenadoras básicas.
  3. Discusión y análisis en pequeños grupos: El grupo se divide ahora en conjuntos de tres a cinco personas, en cada uno de los cuales los integrantes intercambian ideas y añaden a su propio mapa mental las ideas generadas por los demás miembros. A esta etapa se le ha de conceder una hora aproximadamente.
  4. La creación del primer mapa mental múltiple: Tras haber completado la discusión en pequeños círculos, el grupo está ahora en condiciones de crear su primer mapa multimental. Se necesita una pantalla gigante o un papel del tamaño de la pared para representar la estructura básica. Esto lo puede hacer todo el grupo, o un buen cartógrafo mental de cada pequeño grupo, o bien un único individuo que representa al grupo en su totalidad. Los códigos de color y de forma deben ser adoptados de común acuerdo para asegurar que el pensamiento sea claro y esté bien enfocado. Las ideas ordenadoras básicas se seleccionan como ramas principales, y todas las ideas van siendo incorporadas al mapa mental, mientras que el grupo sigue manteniendo su actitud de total aceptación.

La elaboración grupal de Mapas Mentales ofrece los siguientes beneficios:

  1. Permite pensar y aprender empleando un método que es connatural al cerebro humano.
  2. Durante todo el proceso se pone un énfasis igual y constante tanto en el individuo como en el grupo. Cuanto mayor es la frecuencia con que las personas exploran su propio universo mental, mayor es la aportación que éstas devuelven al grupo, sin que por ello se pierda en modo alguno la contribución de cada una.
  3. La mente del grupo se beneficia de las contribuciones individuales, y la fuerza de cada uno de los miembros aumenta, incrementando aún más su capacidad para seguir haciendo aportaciones a la mente del grupo.
  4. Desde el principio, la cartografía mental de grupo puede generar ideas mucho más útiles y creativas que los métodos de lluvia de ideas convencionales.
  5. La cartografía mental en grupo crea automáticamente un consenso emergente, con lo cual refuerza el espíritu de equipo y concentra la mente de todos los participantes en las metas y objetivos del grupo.
  6. Toda idea expresada por cada uno de los miembros se acepta como válida, con lo cual éstos llegan a sentir como algo «propio» el consenso que va surgiendo en el grupo.
  7. El mapa mental en grupo actúa como una copia para la memoria del grupo. También garantiza que al final de la reunión todos los miembros tengan una comprensión similar y amplia de lo que se ha logrado. Esto también difiere notablemente de los enfoques tradicionales, en los cuales los miembros del grupo suelen levantar la sesión con un entendimiento supuesto que no pocas veces resulta muy diferente de las opiniones de otros miembros.
  8. El mapa mental de grupo es un poderoso instrumento para la evolución personal de cada individuo, y actúa como un punto de referencia relativamente objetivo en el cual el individuo puede explorar y poner a prueba las ideas relacionadas.

OTROS USOS EN LA ENSEÑANZA

Finalmente, además de familiarizar a sus estudiantes con la teoría y la práctica de la cartografía mental, los docentes pueden usar de mil maneras prácticas los mapas mentales para facilitar la enseñanza y el aprendizaje:

  • La preparación de notas para clases y conferencias.
  • La planificación de sus cursos.
  • La planificación diaria. 
  • El dictado de clases y la realización de presentaciones.
  • Los exámenes, si el propósito de los exámenes es poner a prueba los conocimientos y la capacidad de comprensión de los estudiantes más que verificar sus dotes como escritores. Sólo con echarle una ojeada, al mapa mental elaborado por los estudiantes, el profesor puede saber si el estudiante tiene o no una visión general del tema y conocer sus principales puntos fuertes y débiles.
  • La planeación, supervisión y presentación de proyectos, ya que los mapas mentales estimulan a pensar de forma global y concentrada en las primeras etapas, permiten que tanto el profesor como el alumno verifiquen sus progresos y observen la creciente red de información interrelacionada, y proporcionan un marco de referencia ideal para las presentaciones finales, ya sean orales o escritas.

ALGUNOS PRINCIPIOS GENERALES DE LA CARTOGRAFÍA MENTAL

  1. Utiliza el énfasis. El énfasis es uno de los factores más importantes para mejorar la memoria y la creatividad. Todas las técnicas usadas para enfatizar se pueden usar también para asociar y viceversa.
  2. Usa siempre una imagen central. Una imagen concentra automáticamente el ojo y el cerebro, desencadena numerosas asociaciones y es de gran efectividad para la memoria. Si una determinada IDEA es absolutamente central en tu mapa mental, puedes convertirla en una imagen si la dibujas en tres dimensiones, usas múltiples colores y le das una forma atrayente.
  3. Usa imágenes en toda la extensión de tu mapa mental. Usar imágenes siempre que sea posible es un recurso con el que se obtienen todos los beneficios que ya hemos mencionado, y que además crea un equilibrio estimulante entre las habilidades visuales y lingüísticas de nivel cortical, al mismo tiempo que mejora la percepción visual.
  4. Usa tres o más colores por cada imagen. Los colores estimulan la memoria y la creatividad, permitiendo escapar del peligro de la monotonía monocromática.
  5. Usa la dimensión en las imágenes y alrededor de las palabras. La triple dimensión hace que las cosas destaquen y, por lo tanto, sean más fáciles de recordar y de comunicar. Así pues, los elementos más importantes de tu mapa mental se pueden destacar si los dibujas o los escribes en tres dimensiones.
  6. Varía el tamaño de las letras, las líneas y las imágenes. La diferencia de tamaño es la mejor manera de indicar la importancia relativa de los elementos en una jerarquía. Al aumentar el tamaño se añade énfasis, y con ello se incrementa la posibilidad del recuerdo.
  7. Organiza bien el espacio. Una buena organización del espacio aumenta la claridad de la imagen, ayuda en el uso de la jerarquía y de la categorización, deja el mapa mental «abierto» a otras posibilidades y es estéticamente agradable.
  8. Usa un espaciado apropiado. Dejar el espacio adecuado entre cada ítem imprime orden y estructura al mapa mental. El espacio entre los puntos o temas tratados puede ser tan importante como ellos mismos.
  9. Utiliza la asociación. La asociación es otro factor importante para mejorar la memoria y la creatividad. Es el recurso integrador del que se vale el cerebro para dar a nuestra experiencia física un sentido que es la clave de la memoria y del entendimiento humanos. Una vez establecidas la imagen central y las Ideas Ordenadoras Básicas [IOB], el poder de la asociación permite que el cerebro tenga acceso al fondo de cualquier tema que interese.
  10. Utiliza flechas cuando quieras establecer conexiones dentro del diseño ramificado y a través de él. Las flechas, que pueden ser uni o multidireccionales y variar en tamaño, forma y dimensiones, llevan automáticamente al ojo a establecer una conexión entre una parte del mapa mental y otra. Las flechas aportan al pensamiento una dirección espacial.
  11. Utiliza colores. El color es uno de los instrumentos más poderosos para favorecer la memoria y la creatividad. La elección de determinados colores con fines de codificación, o para señalar áreas específicas de un mapa mental, te dará un acceso más rápido a la información, mejorará el recuerdo de ésta e incrementará el número y el alcance de tus ideas creativas. Trabajar con este tipo de códigos y símbolos de color puede ser una técnica tan válida para el trabajo individual como en grupo.
  12. Utiliza códigos. Los códigos permiten establecer conexiones inmediatas entre las diferentes partes de un mapa mental, por más alejadas que puedan estar en la página. Estos códigos pueden asumir la forma tanto de señales como de cruces, círculos, triángulos y subrayados, o pueden ser más elaborados. Además, los códigos pueden ahorrar muchísimo tiempo. Por ejemplo, en tus notas puedes usar diversos códigos simples para representar personas, proyectos, elementos o procesos que reaparecen con frecuencia. Los códigos refuerzan y destacan las formas de jerarquización y de categorización escogidas, mediante la simple aplicación de colores, símbolos, formas e imágenes. También se pueden usar para relacionar material muy diverso (como pueden ser referencias biográficas) a tu mapa mental.
  13. Exprésate con claridad. Si tus notas no son más que garabatos, serán más un obstáculo que una ayuda para la memoria; además, se convertiría en una traba para la naturaleza asociativa y la claridad del pensamiento.
  14. No uses más que una palabra clave por línea. Cada palabra individual tiene infinidad de asociaciones posibles. Disponer una sola palabra por línea te da libertad para la asociación.
  15. Escribe todas las palabras con letras de imprenta. Las letras de imprenta tienen una forma más definida, por lo que son más fáciles de "fotografiar" mentalmente. Es más lento escribirlas así, pero se ve compensado con creces por la rapidez que se gana en la asociación creativa y en el recuerdo. La letra de imprenta, además, estimula la brevedad y para demostrar la importancia relativa de las palabras puedes usar indistintamente mayúsculas o minúsculas.
  16. Escribe las palabras clave sobre las líneas. La línea constituye el «esqueleto» para la «carne» de la palabra. Por consiguiente, proporciona una organización y una pulcritud que mejoran la claridad y ayudan al recuerdo. Además, las líneas ayudan a establecer conexiones y adiciones nuevas.
  17. La longitud de las líneas debe ser igual a la de las palabras. Esta norma hace que sea más fácil la proximidad de las palabras, con lo que se facilita la asociación. Además, el espacio que se ahorra permite incluir más información en el mapa mental.
  18. Une las líneas entre sí, y las ramas mayores con la imagen central. Unir las líneas del mapa mental facilita la conexión mental de los pensamientos. Las líneas pueden dibujarse como flechas, curvas, rizos, círculos, óvalos, triángulos, poliedros, o cualquier otra forma.
  19. Las líneas centrales deben ser más gruesas y con forma orgánica. Las líneas más gruesas señalan inmediatamente al cerebro la importancia de tus ideas centrales. Si tu mapa mental está en la etapa inicial, quizá mientras lo cartografías descubras que algunas ideas periféricas son en realidad más importantes que las centrales. Entonces, puedes engrosar las líneas exteriores donde te parezca apropiado. Las líneas curvas y con forma orgánica añaden interés visual.
  20. Mantén el papel dispuesto horizontalmente delante de ti. El formato horizontal o apaisado proporciona más libertad y más espacio para dibujar el mapa mental que la posición vertical. Además, un mapa mental horizontal es más fácil de leer.
  21. Escribe con letras de imprenta tan rectas como te sea posible. Una letra de imprenta vertical permite al cerebro acceder más fácilmente a los pensamientos expresados y esta ley es tan válida para el ángulo de las líneas como para la propia letra impresa. Si mantienes las líneas tan próximas a la horizontal como te sea posible, tu mapa mental será mucho más legible. Procura mantenerlo en un ángulo máximo de 45°.
  22. Desarrolla un estilo personal. Las peculiaridades de cada uno de nosotros son asombrosas. Nuestros mapas mentales deberían reflejar las redes de comunicación y las pautas de pensamiento características de cada uno y de nuestro cerebro; y cuanto más se cumpla esto, más capaz será el cerebro de identificarse con ellas.
Nos auspician
Mamá busca datos
Mamá busca datos
Nutrición Estética
Nutrición Estéticas
APROPO
APROPO
de-padres.com